El proceso del Simonin

El objetivo de combinar dos corrientes eléctricas, una calorífica y la otra una electromagnética, es:

Electrodos de oro especialmente diseñados, tocan el cuero cabelludo y producen una leve sensación de calor vibratorio. Corrientes con un alto voltaje que oscilan entre 100 a 1000 Voltios, con una frecuencia alta de 1’000’000 Hertzios y una leve intensidad en el rango del microamperio, estimulan los folículos del cabello y las glándulas sebáceas y mejoran la arteria capilar y la micro-circulación linfática, generando la revitalización del cabello. El tratamiento es rápido, sin dolor y sin ningún efecto secundario para el paciente.

Después de pocas sesiones, el resultado es una continua reducción de la pérdida del cabello, mejoría en su vitalidad y volumen y un aumento en su crecimiento..


Professionnal CRTS-1


Personal MiniCRTS-1